El mercado único a la práctica


Sin que haya un control eficaz de la aplicación de las normas, el mercado único quedaría paralizado. Al margen de las habituales medidas de vigilancia del cumplimiento, la Comisión mantendrá también un diálogo permanente con los Estados miembros, por ejemplo, en relación con la evaluación mutua de la incorporación de los actos legislativos de la UE y los mecanismos alternativos de resolución de litigios. Corresponde a los Estados miembros de la UE incorporar, oportuna y correctamente, la normativa europea a su ordenamiento jurídico interno.

Para que ese diálogo entre los estados, los abogados internacionales y la CE avance, la Comisión ha abierto un debate a escala europea en torno al Pacto en pro del Mercado Único, con todos los interesados. De cara al futuro, la Comisión seguirá intensificando el diálogo con la sociedad civil y las consultas. Concretamente, la Comisión abrirá sus grupos de expertos a la participación de organizaciones de consumidores, sindicatos, empresas, y autoridades locales.

,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)
*